Desear es astronómico

abril 30, 2011 § Deja un comentario

Dicen que desear es humano. Una de las principales pulsiones humanas que mueven a las personas a luchar por conseguir cosas. De esta forma, el deseo puede revestirse de cierta transcendencia casi mística. Y no es de extrañar si recavamos en su origen. Deseo proviene del latín  “desiderium” ( deseo) que asimismo proviene del verbo desiderare ( desear),  a su vez formado por el prefijo de- y el término  sidus, sideris (estrella, constelación). Es probable que el verbo latino tenga su origen en la expresión de sidere  (de las estrellas), que viene a significar “esperar a lo que las estrellas nos traiga”. La raíz indoeuropea es *sweid- (brillar). No es de extrañar, por tanto, que se traten de un verbo y sustantivo recubiertos de ese halo tan místico.

En inglés, sabemos que es (to) wish, que viene del inglés antiguo wyscan (con el mismo significado), y comparte la raíz con (to) win, ya que todo deseo provoca ansia de victoria.

Que alcancéis las estrellas.

Llorenç Garcia

Anuncios

Etiquetado:, , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Desear es astronómico en La magia de la traducción.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: